El Rey apoya la labor del Consejo Económico y Social

El presidente de la patronal Cepes, Juan Antonio Pedreño, estuvo presente en el encuentro que mantuvo el Rey Juan Carlos I con los miembros de la Comisión Permanente del Consejo Económico y Social, el pasado 4 de julio. Es la primera vez en los 21 años de vida del organismo consultivo del Gobierno que se cuenta con la presencia del monarca. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, también asistió a la reunión. La conversación de Don Juan Carlos I con los agentes sociales representados en el CES se centró en la situación económica actual, así como en temas relacionados con el mundo de la empresa y del trabajo.

El presidente del organismo, Marcos Peña, presentó al Rey la Memoria Socio económica y Laboral 2012 que ha aprobado el Pleno del organismo por unanimidad el 30 de mayo. La memoria es el informe más importante que realiza anualmente el CES y en él se detalla la situación de España en tres aspectos concretos: la economía, el laboral y el social. (http://www.ces.es/memorias).

Don Juan Carlos señaló que España cuenta con todas las fortalezas para vencer las dificultades, “y está en nuestras manos conseguirlo”. Aseguró que en estos momentos es necesario actuar unidos, construir consensos, superar las diferencias y sumar iniciativas y subrayó el espíritu de consenso que “explica en gran medida el progreso logrado por nuestro país en los últimos decenios”.

Durante su discurso, indicó que vivimos tiempos decisivos para acordar soluciones que permitan crecer y crear empleo; para ofrecer oportunidades a los jóvenes y a los desempleados, “que son el rostro más amargo de la crisis”; para preservar la cohesión social y para consolidar los logros alcanzados durante este tiempo, dando respuesta así al mandato constitucional de promover y favorecer la participación de los ciudadanos en la vida económica y social, y de canalizar institucionalmente la justificada aspiración de los agentes económicos y sociales de que se tomen en consideración sus planteamientos e intereses legítimos.